sábado, julio 26, 2008

De maravillas silentes, del todo y de la nada


Ápice

Por Julio Miguel Panchuk

Se está silenciando el alma
llenándose de karmas
olvidándose de contemplar
El todo.
Recoleto paso el mío.

Podrá caminarse sin cansancio
por esa calleja que
conduce al puerto.
Podrá, ciertamente, ser una noche
de celebración.

El reloj no es mi enemigo,
Ya. Aquí estoy a merced del
irreal brillo de las estrellas
buscando algo, que no se bien
que no se bien, que es.

En realidad me debo hoy al viento.
me debo a extrañar acompasadamente
el silencio compartido
de los amigos que no están,
de las cosas que se dijeron.

El todo me contempla, yo lo miro
como quien mira al interior del pozo,
allá a lo lejos, parece que ese alguien
Que nos mira no somos nosotros.
o quizás no lo conocemos tanto,
para memorarlo.

Está en silencio la noche, hace
ese necesario frío. Se callaron
las voces impertinentes,
se demacró la estupidez,
y dio directo paso a la contemplación,
De nuevo, del Todo, con el silencio en el alma.





Trans_versal

Por Graciela Malagrida

Me contento con saber
que este sol
que sale al sesgo, a mis pies
te despertó quizás hace horas
cuando aún, ataba yo
cabos de luz

Me halagan
muy pocas palabras
y alguno que otro prisma
o combinación de rubores
pero tu brisa…aaaaah!
tu brisa me malcría

Me has convertido en deudora
de la noche a la mañana. Te adeudo
las maravillas germinales
que me ciernen con tenues pretextos
a través de los cristales
del presente

Me adjetiva
“ámbar”
tu existencia
.
.
.
aaaaah!
tu brisa me malcría.

1 comentario:

Jorge dijo...

Hola amigo: quería invitarte que visites el blog que estoy realizando con mis alumnos de segundo año de la secundaria sobre LA DISCRIMINACIÓN.
http://nodiscrimine.blogspot.com
Tema arduo e interesante.
Seguro será de tu agrado.
Te invitamos que leas lo que gustes de él y hagas una opinión sobre el mismo.
Tu aporte será valioso.
Un abrazo desde Adrogué, Buenos Aires